Para mantener su auto funcionando sin problemas durante todo el año y para proteger el motor contra el sobrecalentamiento, debes drenar y rellenar con refrigerante ó coolant según las especificaciones recomendadas.

Con el tiempo, refrigerante ó coolant se desgasta y pierde su capacidad de proteger el radiador de la corrosión. Con un mantenimiento inadecuado, puede generar corrosión hasta el punto que su radiador ya no protege el motor contra el sobrecalentamiento. Reemplazar el refrigerante ó coolant restaura los niveles de protección para todo el sistema de refrigeración.